Chun Xiao Liu y Yu Chen (en español)

Opp_Pho_2607479_Chen_Xiao_Liu_Y_C_036-PS-625

Diamante Ejecutivo Fundadores

Nueva York

Una vida bien equilibrada – Cuando Yu (Annie) Chen llegó a Estados Unidos desde China en 1989, la esperaba una gran conmoción. “Los estadounidenses de ascendencia china no estaban para nada viviendo la vida que habían imaginado. Trabajaban muy duro, 17 o 18 horas al día para ganar lo justo para sobrevivir, nunca suficiente para avanzar. No tenían una buena vida”, dice. “Era sólo trabajo, trabajo, todo el tiempo”.

A Yu no le molesta el trabajo duro, pero tenía mayores sueños que pasar su vida haciendo sólo eso. Después de que se le unió Chun Xiao Liu, ambos encontraron trabajos en ventas. “Pero estábamos cansados todo el tiempo”, dice Yu. “No nos quedaba energía para hacer nada más. Y tampoco estábamos generando mucho dinero, apenas sueldos decentes. Esa no era la vida que queríamos. Queríamos carreras y una linda familia, y poder pasar tiempo juntos haciendo lo que nos gusta”.

Los sueños te ayudan a superar los desafíos, y creo que triunfamos porque somos grandes soñadores. – Chun Xiao

Finalmente encontraron el camino a esos sueños cuando empezaron a usar los productos Amway™. “Una amiga me presentó los multivitamínicos NUTRILITE® para niños, y eran de tan alta calidad que me hizo querer probar otros productos”, recuerda Yu.

Entonces la pareja empezó a reemplazar artículos de toda la casa por los productos ofrecidos por Amway, desde pasta dental y productos de cuidado del hogar y de limpieza hasta proteína en polvo y una amplia variedad de suplementos NUTRILITE como DOUBLE X®. “Por eso son geniales nuestros productos”, afirma Chun Xiao. “Todos pueden usarlos, desde personas mayores hasta niños”. Yu disfrutó mucho del cuidado de la piel y los cosméticos ARTISTRY®. “¡Simplemente me hicieron sentir más linda!” afirma.

Luego un día su amiga le dijo “sabes Annie, hay algo aún más especial que los productos Amway™: el negocio Amway”.

Eso realmente atrajo su atención. Y cuanto más aprendían Chun Xiao y ella sobre cómo llevar un negocio Amway, más les gustaba. “Entendimos que el negocio estaba basado en el amor”, recuerda Yu. “Amas los productos y quieres compartirlos con otros”.

Mantener la sencillez
Yu suele decir que ella es sólo una “persona sencilla, común”. También cree que aprender el negocio Amway no requiere de ninguna habilidad o experiencia inusual; que se basa en principios muy sencillos; que no es difícil de explicarlo a las personas; y que cualquiera puede entenderlo.

“Sabíamos que los productos eran buenos y que el negocio también lo era, por lo que sentíamos la seguridad de que una vez que las personas lo conocieran, también estarían interesadas”, recuerda ella. “Estábamos muy entusiasmados por compartir esta excelente oportunidad con los demás”.

Además, la pareja tuvo muchos mentores maravillosos que estaban ansiosos por compartir sus conocimientos con ellos. “Nuestros maestros nos enseñaron cómo empezar y fueron muy buenos ejemplos para nosotros”, afirma Chun Xiao. “Queríamos ser como ellos, así que hicimos todo lo que nos dijeron que hiciéramos. Eso es lo que tienes que hacer para triunfar”.

Yu cuenta que el mayor obstáculo que tuvo que superar estaba en su propia mente. “Lo hice más complicado que lo que tenía que ser porque pensé que iba a ser complicado. Una vez que me di cuenta de que podía lograrlo, todo cambió”.

De hecho, Chun Xiao siente que el atributo más importante que uno puede tener al construir un negocio Amway™ es creer en uno mismo. “Cuando lo crees en tu corazón, te da el poder para comunicarte con otros, y la comunicación con los demás es de lo que trata todo este negocio”.


Seguir adelante
Él también conoce el poder de los números. “Hay siete mil millones de personas allá fuera. No todos ellos querrán hacer negocios contigo, pero habrá una persona en cada grupo que sí querrá. Por lo que no puedes desalentarte cuando alguien te dice ‘no’. Simplemente avanzas hacia la persona que sigue, con valor y confianza”.

Aunque ambos insisten en que no tienen “nada en especial” ni fuera de lo común, sí creen que lo que los separó de la persona promedio fueron sus sueños. “Los sueños son muy poderosos y pueden ser una motivación enorme”, dice Yu. “Sin sueños, a una persona le costará mucho triunfar en la vida. Siempre les enseñamos a las personas a soñar en grande, porque eso es lo que nosotros hicimos. Y aprendimos que aunque seas una persona común, tus sueños pueden ayudarte a lograr cosas maravillosas.”

“Realmente es el principio más básico para lograr una vida excelente”, coincide Chun Xiao. “Los sueños te ayudan a superar los desafíos, y creo que triunfamos por haber tenido grandes sueños… ¡y todavía los tenemos!”

Vale la pena
1Efectivamente, la pareja ha logrado mucho desde que comenzaron su negocio hace casi 20 años. “La oportunidad Amway nos brindó cuerpos saludables, una familia armoniosa y una vida muy feliz”, afirma Yu, rememorando. “¡Sí, trabajamos duro, pero valió la pena!” Llegar a Diamante fue una gran victoria para ellos, y Yu utiliza una hermosa analogía cuando habla de ese nivel de distinción importante. “Un diamante es solo un pedazo de roca cuando está enterrado en la tierra. No obtiene su valor hasta no haber sido cortado y pulido”, dice ella. “Y dentro de cada uno de nosotros existe la materia para ese diamante brillante y luminoso”.

Al principio, no teníamos idea de cómo empezar. Pero tuvimos muchos buenos maestros y estamos muy agradecidos a todos ellos. – Yu

Gracias a su éxito, sus hijos Roger y Christina no tuvieron que enfrentar las mismas dificultades que Yu cuando llegó a Estados Unidos como inmigrante. “No sólo recibieron una buena educación en la escuela, también aprendieron mucho del negocio mientras crecían. Empezamos a llevarlos a reuniones y seminarios cuando aún eran muy jóvenes, por lo que esutvieron rodeados de personas exitosas prácticamente toda su vida”, dice Chun Xiao.

La pareja cuidó siempre de establecer un buen ejemplo para su hijo e hija, enseñándoles que las posesiones materiales no traen la felicidad. “Cuando las personas sufren la pobreza se concentran en obtener riqueza financiera, pero también necesitas la riqueza y salud espiritual”, dice Yu. “Debe haber un equilibrio”.

“Mi padre no me dejó mucho dinero, y lo mismó pasó con el padre de mi esposa”, cuenta él. “Pero nos dejaron muchas ‘propiedades’ espirituales, y nos enseñaron a ser personas honradas y respetables, algo aún más importante. Intentamos inculcar esos mismos valores en nuestros hijos, y creo que hemos triunfado”.

Ahora sus hijos ya son casi mayores, y sus padres no podrían estar más orgullosos de ellos. Roger cursa su primer año en la facultad de medicina y Christina cursa su segundo año en la universidad.

Yu Pin y Chun Xiao siguen trabajando duro y obtienen gran satisfacción de ayudar a los demás a alcanzar sus objetivos. “Somos tan afortunados”, dice Yu. “Esta es exactamente la vida con la que soñaba cuando vine a este país hace 18 años. Y quiero que todos la vivan”.

Diamond Income Disclosure

Diamond Income Disclosure

Leave a reply

required

required

optional


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image