Nathalie y Raúl Gonzalez (en español)

Opp_Pho_GONZALEZ_R_L_617505_v4-625

Diamante Ejecutivo Fundadores

República Dominicana

Mantenerse concentrados en sus objetivos – Raúl y Nathalie González estuvieron entre los primeros IBO en llegar a Diamante Ejecutivo en República Dominicana hace unos años. Pero en vez de relajarse, dar ese paso importante solo les hizo querer trabajar más duro. Ahora, como Diamante Ejecutivo Fundadores, están más ocupados que nunca ayudando a los IBO en línea descendente a seguir sus pasos, incluida su hija Marjorie, que está en el nivel Plata. Sus hijos gemelos, Raúl Alejandro y Raúl Gabriel, no son suficientemente grandes para ser IBO, pero a los 15 años ya están enfocados en un futuro en el negocio familiar.

De hecho, fue gracias a sus hijos que Raúl y Nathalie comenzaron su negocio en primer lugar. “Queríamos generar un poco de ingresos extra para darles una vida mejor, pero también queríamos poder pasar tiempo con ellos, algo que en aquel entonces no podíamos hacer”, cuenta Raúl.

Temerosos al principio
Él vendía suministros de oficina y Nathalie era asistente administrativa cuando conocieron por primera vez el negocio Amway™. Pero al principio, la idea de comenzar un negocio propio les generaba un poco de temor. Raúl era extremadamente tímido y no podía imaginarse presentando el Plan de Ventas y Comercialización de Amway. Para Nathalie, trabajar en equipo con su esposo fue un desafío. “La vida no nos enseña cómo hacer eso –dice ella–, por lo que no estaba segura de cómo desenvolverme.”

“Luchamos mucho al principio”, recuerda Raúl, y agrega que la falta de confianza en uno mismo no es poco común entre las personas de República Dominicana, porque hay muy pocas oportunidades de una buena educación.

Pero con su nuevo negocio encontraron muchos recursos educativos para ayudarles a superar los obstáculos, desde materiales de capacitación hasta el asesoramiento de líderes de su organización.

“Aprendimos que el poder para triunfar viene de adentro”, afirma Raúl. “Y que todos lo tenemos”.

Este negocio resultó ser lo mejor que nos pasó en la vida”. – Nathalie

Producir ingresos
Conforme ganaban confianza, su negocio comenzó a crecer. Una cosa que aprendieron temprano es que cuanto antes las personas comienzan a generar ingresos, más rápido comienzan a creer en ellos mismos. Por eso, aunque su primera bonificación fue de $14, “esa pequeña cantidad nos dio esperanza y una visión clara de las posibilidades para el futuro. Sabíamos en aquel entonces que si trabajábamos duro y vendíamos más, podíamos hacer crecer nuestro negocio más rápido”, dice Raúl.

Enseñan a los nuevos IBO a hacer lo mismo. “Siempre le decimos a las personas que uno de los objetivos principales es ganar un cheque dentro de los 30 días”, agrega Nathalie. “Ellos tienen que ver la recompensa financiera de inmediato”.

Sienten que la mejor manera de hacer eso es, primero, aprender acerca de los productos Amway™; segundo, usarlos; y tercero, venderlos.

“Sólo tienes que establecer tus objetivos y mantenerte concentrado”, aconseja Raúl. “Eso es lo que hicimos. Cada día, nos concentrábamos en lo que teníamos que hacer para alcanzar nuestros objetivos”.

Nada podía detenerlos
Y no aceptaron que ningún obstáculo se interpusiera en su camino. Por ejemplo, cuando comenzaron, el envío de productos era un desafío porque en ese entonces Amway no contaba con un centro de distribución en República Dominicana. “Era un desafío, pero puedes lograr mucho cuando estás motivado, y decidido”, dice Raúl.

Por supuesto, uno de sus objetivos principales al crecer su negocio era desarrollar nuevos líderes. Y descubrieron que realmente disfrutaban el enfoque de Amway al respecto. “En los negocios tradicionales, desarrollar líderes suele basarse en dar órdenes”, observa Raúl. “Pero con Amway es muy distinto. Debes mostrarles respeto a las personas y ganarte su confianza. Debes educarlos y ayudarlos a superarse como personas. Debes entender qué impulsa sus sueños y ayudarles a lograrlos. Porque en realidad, el verdadero significado de un líder es ayudar a otros a triunfar”.

Sienten que la mejor herramienta de liderazgo es sencillamente predicar con el ejemplo. “Eso es más efectivo que cualquier otra cosa”, dice Raúl.

En cuanto a alcanzar niveles de distinción, ambos coinciden en que lograr un nivel alto como Diamante “no es el final del camino. Es una bendición, sí, pero también es una gran responsabilidad”, dice Nathalie. “No puedes olvidarte de todas las personas que te ayudaron a convertirte en Diamante. De hecho, debes fortalecer esos lazos y seguir trabajando para que los demás también crezcan.”

Las bendiciones continúan
Que sus hijos eligieran convertirse en IBO resultó ser una de las mayores fuentes de satisfacción. Marjorie, que estudia psicología en la universidad, ya percibió que muy pocas profesiones permiten el tipo de tiempo de calidad que sus hermanos y ella tuvieron con sus padres mientras crecían. “Ella se convirtió en IBO para poder practicar la psicología según sus propios términos, con mayor control sobre su tiempo y su vida”, dice Nathalie. Agrega que “nada, absolutamente nada” supera al tiempo que tuvieron para pasar con su familia al trabajar desde el hogar. “Fue nuestra mayor bendición en nuestro negocio”.

Otro aspecto del negocio por el que están agradecidos es la oportunidad de conocer a tanta gente y ganar tantos amigos. Con los años, su negocio ha crecido más allá de República Dominicana, a EE.UU. y Latinoamérica. Están agradecidos de poder ofrecer a tanta gente las oportunidades que ellos tuvieron. “Es maravilloso dar esperanza a la gente y fortalecerlos para hacer realidad sus sueños”, dice Raúl.

Tener la libertad de decidir nuestra propia agenda, de pasar tiempo con nuestros hijos y de ayudar a otros son los mayores beneficios de un negocio Amway.” – Raúl

Relaciones sólidas
Nathalie cuenta que ellos siempre pusieron mucho énfasis en las relaciones. “Insistimos en la importancia de estar unidos y de tener una buena actitud, algo muy importante”, agrega ella.

Al hablar de su propia relación, que se fortaleció a través de los años, dicen que han aprendido a apreciarse realmente uno al otro. Mientras que Raúl describe a Nathalie como una madre dedicada y una emprendedora generosa, ella admira su fuerte liderazgo y su capacidad de escuchar de verdad a las personas.

Cosechar y compartir las recompensas
Ambos dicen que han avanzado mucho desde aquellos primeros días, cuando eran tan temerosos y estaba tan ansiosos por empezar su negocio. En retrospectiva, dicen que incluso con sus luchas, no hubieran hecho nada de manera distinta. “Este negocio resultó ser lo mejor que nos pasó en la vida”, afirma Nathalie. “No solo nos proporcionó buenos ingresos y libertad financiera, sino que nos permitió ser buenos modelos a seguir para nuestros hijos. Aprendieron mucho solo al observarnos”.

La familia comparte sus muchas bendiciones con quienes son menos afortunados, al involucrarse en causas caritativas respaldadas por Amway en República Dominicana. Rubén Familia, Gerente General de Amway República Dominicana, indica que “ellos fueron los primeros en alcanzar el objetivo en un concurso de recaudación de fondos que realizamos hace algunos años, en beneficio de una guardería para niños desamparados. En una semana recaudaron casi $3,000 en donaciones de dinero”.

“Sólo agradecemos a Dios por estar en una situación económica por la que podemos contribuir a causas como esta”, dice Raúl. “Sabemos desde siempre que es mejor dar que recibir”.

La pareja se siente bendecida de todas las maneras posibles. Y con su gran fe, dan el crédito a un poder superior por lo que lograron. “Todo lo que recibimos proviene de Dios; todo lo que hacemos y hemos hecho está en sus manos”, dice Nathalie. “Sin Él, nada es posible”.

Diamond Income Disclosure

Diamond Income Disclosure

Leave a reply

required

required

optional


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image