William Ng y Carey Chen* (en español)

Opp_Pho_5334219_20121023_william_ng_0028-PS-banner

Diamante Fundador

Nueva York

La Oportunidad Perfecta – Carey Chen reconoce que cuando William Ng decidió que quería comenzar un negocio Amway™, ella trató de convencerlo de que no lo hiciera. “Pensé ¿por qué está haciendo esto? Tenía un buen trabajo y ganaba buenos ingresos”.

Pero para William, que trabajaba en un banco de 50 a 60 horas a la semana, vivir al día no es realmente vivir. “Quería ser un empresario”, dice él.

Bajo costo, bajo riesgo
William se había mudado a Estados Unidos desde Malasia. Otro inmigrante malayo le volvió a presentar la oportunidad, que él recordaba haber escuchado en boca de su madre cuando era pequeño. Conforme aprendió más, empezó a sentir que era la oportunidad perfecta. “Mínimos costos iniciales, sin alquiler ni gastos, y todo respaldado por Amway”, afirma. “Y no importa cuál sea tu trayectoria ni cuánta educación hayas recibido: el potencial es el mismo para todos”.

Con una familia en crecimiento, incluido un nuevo bebé, William estaba apasionado por triunfar en su nuevo emprendimiento, y no lo desanimó el rechazo. De hecho, dice que “el rechazo es una parte muy normal de este negocio”.

Siempre quise tener mi propio negocio. Ahora soy CEO y presidente. – William

Excelente modelo a seguir
Para superarlo -éste y cualquier otro obstáculo-, les insiste a los nuevos IBO que aprovechen de la ayuda ofrecida por sus mentores, como hizo él. “Tuve un maravilloso modelo a seguir, y trato serlo yo mismo. Tus mentores están contentos de ayudarte porque quieren verte crecer, quieren que tengas éxito”, dice. “Nos tratamos como familia, y eso no es así en un negocio tradicional.”

William piensa que las posibilidades son mayores que nunca con Amway. “Hay tantas personas en el mundo que buscan algo más de la vida”, dice. “Tienes la oportunidad de ayudarlos a triunfar porque de eso trata este negocio”.

Les dice a los nuevos IBO que deben esperar trabajar duro, y que para alcanzar sus objetivos y sueños, tal vez tengan que hacer algunos sacrificios. “Nada es gratis”, afirma. Entonces, por ejemplo, puede que debas abandonar algunas actividades ociosas cuando estés construyendo tu negocio. “Pero bien vale el esfuerzo”, declara.

Carey está de acuerdo. “Ahora ambos tenemos tiempo para estar con nuestro hijito y para hacer las cosas que queremos como familia”, dice ella. Y ella asiente con la cabeza cuando William dice que “después de todo, sólo vives una vez”.

Diamond Income Disclosure

Diamond Income Disclosure

Leave a reply

required

required

optional


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image